‘DIETAS’. #46zeronou 14/07/2017 Urban VLC

Escrito el 14. Jul, 2017 por en Blog

Captura

Hace años tuve ocasión de presentar un libro en la FNAC, del que es uno de los especialistas en vanguardias urbanas y director de una importante revista de tendencias moda, Ramón Fano, cuyo título ‘’La Moda Mata pero no Engorda’’, me viene hoy al pelo para cogerme cual hierro candente, a aquella situación que fue sin duda una premonición.

A los que nos gusta hablar y escribir de moda, posiblemente a cambio recibimos más palos que pelas hasta el punto de que a veces se puede morir en el intento. Ahora sí, lo de engordar lo llevamos peor.

Soportamos lo indecible porque nos dejen expresar nuestras opiniones –que no es mi caso, pues mi dire es fan, y de eso hacemos alarde en esta publicación-, pero en cuanto nos pasamos un gramo, de cabeza al dietista.

Sin ir más lejos, esta mañana en mi Personal Gim he sacado una conclusión entre mi entrenador Iván y yo montado en una bike, a ver si pierdo los 2.002 gramos de sobre peso que me han subido esta semana hasta sacarme de las casillas con esto de la lucha con la báscula.

Dietas, sí, pero pasar hambre, no. Básico (si me lo permiten los especialistas, o a lo mejor también me ponen verde), comer fruta, verdura y las legumbres, de todo ello cuanto queramos y seamos capaces de digerir porque son auténticos antioxidantes y quuemagrasas… por lo demás, cuidadito con todo.

¿Y el alcohol? Sólo para las heridas.

Cuánta dureza, que diría Javier Monedero, y yo con tanto sarao, no sé si voy a ser capaz, sobre todo porque llevamos en sangre que todo, en pocas cantidades, es saludable. Sin embargo, aunque otros opinen diferente, mi realidad social, la que me hace dedicarme a lo que me dedico, lo que constantemente me vende es que la imagen que debemos proyectar y por la que nos apasionamos responde a un patrón saludable, en la que cualquier placer foodie significa darte un capricho.

Ay, ese espejo al que todos miramos que son las vallas publicitarias y las páginas de las revistas, y ese otro espejo al que nos asomamos en el cuarto de baño, lo siento, pero son un tanto divergentes. Lo cierto es que, para que te saquen unas buenas fotos dándote un baño de mar en tu playa con amigos, hay que pasar antes por el altar de la dieta sí o sí, no queda otra.

No tengo bien claras las líneas que separan los placeres de la vida con el placer que se siente cuando puedes utilizar las tendencias de moda sin problemas de talla. Así que, será mejor que cada uno cargue con su cruz, y Dios en la de todos, que con tanta dieta y buen propósito estoy viendo turbio el horizonte y confundo a Santa María la Mayor con Santa Miuccia de Prada.

lamodamata-diariodeunaEventos-Valencia-Dicoval-2paellatk