‘LA FUERZA DEL COLECTIVO’. #46zeronou 13/04/2018 Urban VLC

Escrito el 13. Abr, 2018 por en Blog

07_ReuEmpresasModdosEsta palabra encierra enormes significados, con connotaciones que van de la más amplia fórmula asociacionista a las agrupaciones más pequeñas, pero, en definitiva, el colectivo implica a un conjunto de personas que tienen un interés común en cierto tema, sector o anhelo.

Me llaman la atención los retos que se consiguen mediante la participación de distintas personas que luchan por un mismo objetivo, como ahora el equipo español de Copa Davis y su gran gesta en la arena valenciana, aunque por mi parte, y dentro del mundo del lifestyle, me siento identificado con esas corrientes que aglutinan los esfuerzos individuales que se exhiben como grupo de una manera artística, pero sin perder la personalidad de los integrantes.

Valga el ejemplo de los 39 Espais D’Art de artistas valencianos que cuelgan en las paredes de la Fundación Bancaixa, la muestra colectiva Artenblanc reuniendo el trabajo de 26 creadores de moda bajo una misma bandera, los alumnos de La Devesa School participando en un mismo proyecto de pasarela de moda, los más de 60 empresarios que conviven alrededor de Moddos, el club privado con sede en Valencia que ha hecho del colectivo un auténtico hub empresarial, los cientos de agremiados que componen Grecotex o el Gremio de Sastres y Modistas

Al igual que los músicos alrededor de las numerosas bandas que existen el nuestra Comunitat, los actores y actrices reunidos para conseguir un fin común en sus proyectos escénicos, o sin ir más lejos, en breve llega À-Punt que, pese a los intereses creados, como las ganas son muchas y los profesionales ávidos y constantes, será resuelta gracias al colectivo del audiovisual, que forzará la maquinaria para que por fin tengamos una televisión pública en valenciano.

Y la misma raíz filológica me conduce a uno de mis entusiasmos, que es el coleccionismo, y más en concreto el de arte, agrupando en un mismo colectivo no solo a artistas sino a un conjunto de objetos de pasión, de consecución de un deseo consumado, de una serie de armónicos y conceptuales iconos del arte en su más vasta expresión.

En este mismo sentido esta semana estamos asistiendo a la celebración de una nueva edición de Dansa València, otro colectivo conformado por bailarines, coreógrafos y profesionales del universo de la danza. Algo que tendría que venir de sobrao, que es la existencia de una profesión digna y remunerada con expectativas de futuro, con una clara –y esto es una exigencia de todos- Ley de Mecenazgo que ampare el arte y la cultura más allá del ámbito de las propias industrias culturales, involucrando a la sociedad civil en el desarrollo de un ejercicio de generosidad a la par de visibilidad y sintonía con el mundo artístico.

En el Renacimiento ya tenían muy claros los objetivos del mecenazgo y nosotros, igual, solo tenemos que echar nuestra mirada hacia atrás y actualizar las fórmulas a nuestros días.

DSC08936Abadfotografia