‘PABLO, QUE NO PICASSO’. #46zeronou 04/05/2018 Urban VLC

Escrito el 04. May, 2018 por en Blog

enoturismo_1
Sucédeme a menudo con actrices y actores, con escritores y escritoras, con diseñadoras y diseñadores, arquitectos y arquitectas, con un sinfín de nombres propios que aportan personalidad a todos y cada uno de sus productos consiguiendo revestir del máximo interés cada nueva de sus obras, películas, lanzamientos…

Pero no solo ellos, también investigadores, economistas, empresarios o políticos (aunque aquí van escaseando), pero también los hay en el campo de la enología, por poner un ejemplo más cercano.

Indagando un poquitito por las redes, hay quien se refiere a él como el rey del rosé, el gran orador, el winemaker de Hispano+Suizas, el arte hecho enología, raíz atlántica y corazón mediterráneo,  creador de vinos, cultivador de sueños…, y la verdad es que algo de todo ello hay en él, conviviendo en su propia cepa de pura vid para que de su talento y cuantos le rodean salgan caldos inolvidables.

Éxitos y superaciones que te conducen al primer plano de tu sector profesional, de los que te llevan a estadios de calidad y que te hacen saborear las pequeñas glorias de la vida. Y eso, con los tiempos que corren, es una maravillosa osadía.

Hablo de Pablo Ossorio, que aunque no se apellide Picasso, su sabiduría y arte hacen que lo que se dice de él en las redes no solo sea verdad sino que aún sin conocerle se valore la esencia de su trabajo.

Hace poco tuvimos la suerte un grupo de amigos privilegiados del club Moddos de conocer las instalaciones de su bodega en la zona de la D.O. Utiel-Requena, y de que nos recompensara además en la mesa con un ‘botillo leonés’, plato típico de su tierra natal, y eso resulta aún más interesante, asociar persona y arte conociendo sus vinos para poder dibujarlos mejor en el panorama de la gastronomía.

En una apuesta personalísima y junto a sus socios y compañeros de viaje Marc Grin Rafael Navarro, partiendo de nuestra uva local de la variedad bobal, han sabido situar entre sus mejores referencias al excelente Bobos o al Quod Superius, cuyo coupage de bobal, cabernet franc, merlot y syrah, aún lo supera.

Pero no para ahí la cosa, porque año tras año con su enseña siguen cosechando cantidad de premios y honores, distinciones y medallas, también con su espectacular Bassus, que en su añada 2013 con la mezcla bobal, petit verdot, cabernet franc, merlot y syrah, raya ya la perfección. Y sino que se lo digan a Javier Monedero de Dicoval, su distribuidor y un auténtico especialista de las mejores bodegas y marcas de nuestro país y más allá.

Y no me quiero despedir en esta columna sin alabar sus cavas, entre los que destaca el Tantum Ergo Vintage, cuya cosecha de 2011 consigue del brut nature el mejor cava del mundo… a mi parecer. Wow!, el cielo puede esperar, y Picasso también.

empresa_1_3