‘TRUCOS PARA SUBIR LA CUESTA’. #46zeronou 12/01/2018 Urban VLC

Escrito el 12. Ene, 2018 por en Blog

cabaret

Tras el atracón de los regalos llega el resacón de los pagos. Sin quererlo ni beberlo, apenas sin enterarnos, las cuentas se han ido a la parra y se nos han juntado las salidas, las cenas, las comidas, todos los convencionalismos sociales y hasta algún cumpleaños.

Lo confieso por mí y por muchos correligionarios que han corrido y vivido la misma suerte, pero, como dice el refrán, que nos quiten lo baliao y a rey muerto, rey puesto, que para todo hay solución e inventiva, cuando no picaresca.

Ahora toca mutar lo caro por lo sano (nunca digáis barato, palabra prohibida en el argot comercial), y donde poníamos 5 jotas en este mes nada más toca 1, que las otras ya nos las hemos satisfecho. Aunque somos afortunados, con los kilos nos hemos robustecido y en consecuencia toca la dieta y echar mano de la acelga, menos cara que el chuletón, y además mucho más saludable.

¿Sabéis aquello del almuerzo con ‘’gasto’’ que sirven en algunos bares? Siempre suele ser hasta las doce, pero si vas con hambre y lo pides a menos cinco, con solo 5€ te ahorras una comida.

Otra idea, me entero de que un par de amigos que comparten piso los lunes cogen una olla de 20 litros y todo lo que encuentran en la nevera, más un pollo (¡importante!), le tiran chup-chups y lo que haga falta y lo ponen a hervir. Y así, durante la semana, van tirando, y el finde, con lo que han ahorrado, se pegan unas salidas que pa’ qué!

Tanto lo de ir al cine como lo de ver televisión, más que nunca ahora buscad los días del espectador y preguntad por ahí a los amigos si alguien se alguien quiere compartir Netflix, el paquete de luxe de 4 pantallas te permite dividir la cuota entre varios.

Si de lo que se trata es de viajar, ¡hala!, ya sabéis lowcostear mejor que yo seguro. En cuanto a estancias: Booking, Trivago Tripadvisor, Airbnb… que uno llega a saciarse de los anuncios en la tele. Y en respecto a vuelos, las compañías usuales que ahora llegan a destinos insospechados y súper exóticos.

Y no creáis que no me quedan recomendaciones que daros para este mes, tan soso para que os quede un puchito y, una vez subida la cuesta, poder daros una alegría rebajera de moda en los fashion points de nuestra city.

Lo de leer es, posiblemente y por suerte, lo más barato y, aparte de muchas bibliotecas públicas, hay también muchas tiendas de segunda mano que, por un 1€, no os vais a acabar los títulos. Otra opción es recurrir a las descargas gratuitas legales, que la red está llena.

Y a esta fuente inagotable, súmale música, danza, cine… y hasta promociones canjeando cupones de descuento incluso para comer. Una advertencia, la semana que viene ya me toca ponerme más trascendental pero ahora, aprovechad y ‘vivid’ el momento.