En la Joyería Durán de Valencia se puede visitar la exposición Rolex Deepsea Challenge hasta el próximo 3 de julio, en su sede de la C/ Poeta Querol, 10. 

Con dicho motivo, ayer se celebraba un cóctel en el que se dieron cita personalidades como la diseñadora Paola Dominguín, el torero Vicente Barrera, la presentadora Laura Grande, el artista Jarr o el diseñador Miguel Vizcaíno.

 

Exposición Deepsea Challenge 

La historia de Rolex Deepsea se basa en hitos demostrables de su hermeticidad y fiabilidad.

Han pasado más de 50 años desde que el prototipo Rolex Deepsea Special descendiera a más de 10.916 metros en las profundidades de la fosa de las Marianas enganchado en la carcasa del Batiscafo Trieste dirigido por el oceanógrafo Jacques Piccard y el teniente Don Walsh; “Estamos felices de anunciar que su reloj funciona tan bien a 11.000 metros como en la superficie”, escribió Piccard en un telegrama enviado algunos días después de la inmersión a las sede de Rolex Ginebra.

Esta hazaña sería el principio de toda una serie de relojes Rolex sumergibles dando paso a Sea Dweller y Submariner que demuestran su robustez y hermeticidad sin igual. 

Muestra de su pasión por la exploración submarina, en marzo de 2012 un prototipo de Rolex Deepsea denominado “Deepsea Challenge” acompañó al director de cine James Cameron de nuevo a la fosa de las Marianas, garantizando una hermeticidad hasta 12.000 metros de profundidad. Completamente desarrollado y fabricado por Rolex, fue capaz de resistir a la presión extrema que reina en lo más profundo del océano durante su inmersión en el brazo articulado del sumergible. De nuevo, 52 años después el reloj realizó el viaje con éxito, un nuevo hito en la historia de Rolex. «El ROLEX DEEPSEA CHALLENGE ha resultado ser un acompañante plenamente fiable durante toda la inmersión», dijo James Cameron después de su inmersión histórica.  

Tanto el prototipo de Rolex Deepsea Special como de Deepsea Challenge estarán presentes en la exposición que detallará cronológicamente las hazañas de Rolex en el ámbito submarino en un recorrido realizado con fotografías y materiales de ambas inmersiones así como a través del timeline de los relojes sumergibles de Rolex. 

El ROLEX DEEPSEA, responde a las exigencias más especializadas de los submarinistas profesionales en términos de robustez, precisión y fiabilidad, al tiempo que hace gala de los códigos estéticos fundamentales del OYSTER. Hermético hasta la profundidad extrema de 3900 metros, representa la supremacía de Rolex en el dominio de la hermeticidad siendo sometido a exhaustivos controles de hermeticidad de Rolex.

El bisel giratorio unidireccional del ROLEX DEEPSEA está provisto de un disco CERACHROM negro graduado 60 minutos, que permite leer el tiempo de inmersión con precisión y con total seguridad. Este disco fabricado con una cerámica particularmente dura y resistente a la corrosión es prácticamente imposible de rayar y su color no se ve alterado por los efectos de los rayos UV. 

 

Acerca de Rolex S.A:

Rolex, marca líder de la industria relojera suiza con sede en Ginebra, goza en el mundo entero de una notoriedad inigualable basada en la calidad y el savoir-faire. Cada uno de sus relojes OYSTER, además de ser símbolo de excelencia, de elevadas prestaciones y prestigio, cuenta con la certificación de Cronómetro por su alta precisión. Esta marca, pionera del reloj de pulsera desde 1905, es el artífice de numerosas innovaciones, entre las que destacan el OYSTER, primer reloj de pulsera hermético, que vio la luz en 1926, y el mecanismo con rotor PERPETUAL, introducido en 1931. Rolex, a lo largo de toda su historia, ha registrado más de 400 patentes y cuenta con una verdadera manufactura integrada, donde se diseñan y fabrican la totalidad de los componentes esenciales de sus relojes, desde la fundición de las aleaciones de oro hasta el ensamblaje de cada uno de los elementos del movimiento, de la caja, de la esfera y del brazalete, pasando por la fabricación de las piezas y el acabado. Además, Rolex tiene un compromiso activo con el patrocinio de las artes, los deportes, el espíritu de empresa y el medio ambiente, por lo que ofrece una variada propuesta de actividades de patrocinio, programas filantrópicos y de mecenazgo.

Acerca de DURÁN: 

DURÁN nace al ofrecer al público, desde finales del siglo XIX, las joyas y plata creadas en los talleres de Pedro Durán, proveedor de la Casa Real desde 1899. En los años 30 traslada su comercio, desde sus talleres de Atocha a la calle Espoz y Mina, zona del gremio de joyeros y plateros artesanos.Con la expansión económica española de los años 60, la tercera generación de la familia Durán abre su emblemática joyería en la calle de Serrano 30. De esta manera, se convierte en la primera alta joyería en el Barrio de Salamanca y se vuelca en el diseño propio de joyas, creando colecciones únicas, con diamantes y perlas australianas.Con la cuarta generación Durán abre en 1998 la joyería más grande de España en la calle Goya 19, dedicada a ofrecer sus joyas con diamantes, más de 20 marcas de alta relojería suiza y objetos de arte.

En el año 2011, apuesta por Valencia, abriendo al público su primera tienda fuera de Madrid, en una de las ciudades más importantes de España. En esa tienda Duran y Rolex abren un corner de más de 30 metros.

 

Imágenes: David Rodríguez (Altereven)