El Gremio Artesano de Sastres y Modistas de la Comunidad Valenciana hace pública la concesión del Premio Aguja Brillante 2013 al maestro de la costura Juan Andrés Mompó.

El próximo jueves 11 de julio tendrá lugar la presentación oficial de la cuarta edición del Premio de la Aguja Brillante, un galardón creado por el Gremio Artesano de Sastres y Modistas de la Comunidad Valenciana y realizado por la joyería Yanes, que se entrega cada año a una personalidad del mundo de la moda.

La Asamblea General del Gremio Artesano de Sastres y Modistas ha decidido que el modista seleccionado en esta cuarta edición del Premio de la Aguja Brillante fuera el modista valenciano Juan Andrés Mompó. Con casi cincuenta años  dedicados al mundo de la costura, en los que ha vestido a importantes damas de la alta sociedad española y ha sido distinguido con numerosos premios y sus colecciones han sido exhibidas en pasarelas como Cibeles o Valencia Fashion Week.

Convocatoria: CENTRO DE ARTESANÍA DE LA C.V. (C/ Hospital, 7. Valencia)

Fecha y hora: JUEVES 11 de JULIO a las 12h

La Aguja Brillante de Yanes

En 1981, la joyería Yanes fue la creadora de la primera Aguja de Oro encargada por Mª Rosa Salvador, propietaria de la mítica boutique ‘’Dafnis’’ de Madrid desde 1965, para reconocer el trabajo de los grandes iconos de la moda, y especialmente dedicado a la alta costura.

El gran creador Cristóbal Balenciaga ya le apuntaba al padre de don Jesús Yanes, actual titular de la prestigiosa firma, un pensamiento que ha perdurado con los años: “tanto para ti como para mí, lo importante es la puntada”.

La actual Aguja Brillante del Gremio de Sastres y Modistas está realizada en oro blanco y 14 diamantes blancos, y se compone de dos unidades que se juntan con una cadenilla, con un sistema de cierre original de principios del S. XX.

 

GREMIO ARTESANO DE SASTRES Y MODISTAS_COMUNIDAD VALENCIANA 

El Gremio Artesano de Sastres y Modistas de la Comunidad Valenciana es una de las instituciones de moda más antiguas de España. Desde su creación en 1247, la asociación ha venido realizando distintas labores sociales, religiosas y culturales, tanto en la ciudad de Valencia como en otras capitales europeas donde han participado en congresos y ferias de moda de importantes espacios. Además, ha velado por la formación, la divulgación del concepto moda así como el asociacionismo de profesionales de esta disciplina.

 Después de 765 años el Gremio Artesano de Sastres y Modistas se configura como un referente histórico donde se conjuga a la perfección tradición y modernidad. 

HISTORIA DEL GREMIO

En 1247 el Rey Jaume I regula la actividad del Gremio, en ese momento configurado por artesanos del sector textil como sederos, tejedores, zapateros, sombrereros o sastres. Con la llegada del siglo XV los oficios se vuelven estamentos sociales con gran poder en la sociedad valenciana siendo uno de los más destacables el Gremio de Sastres. Es entonces cuando, símbolo de esa riqueza de la que gozaban, el gremio adquiere su primera casa social situada en la Calle la Palmera (actual Calle Sagasta) Además se establecen jerarquías (maestros y aprendices) y se realizan exámenes para conseguir el rango de Maestro Sastre. 

Durante parte del siglo XV y XVI el Gremio de Sastres de Valencia es una de las instituciones sociales y religiosas más importantes de la ciudad. El comercio de la seda, la confección de trajes así como la entrada de modas europeas, gracias a las comunicaciones marítimas, de Francia, Holanda e Italia hacen que en Valencia se consuma moda. De esta manera el Gremio de Sastres se configura como un estamento social que goza de casa gremial propia, escuela y congregación religiosa; siendo San Vicente Mártir, patrón de la ciudad, el santo venerado por el Gremio y se configura la Hermandad de la Aguja.  

De esta manera el Gremio se establece como una de las instituciones más importantes de la ciudad. En torno a él se configura un tejido empresarial propio donde tienen cabida todos los profesionales vinculados al ramo de la aguja. En su origen esta profesión estaba vinculada al hombre, no es hasta bien entrado el siglo XIX cuando la mujer empieza a tomar parte activa. 

Con el paso del tiempo el Gremio de Sastres de Valencia comienza a elaborar sus propios estatutos internos, sus propios exámenes de corte y confección así como una semana cultural en torno al patrón San Vicente Mártir. Durante esta festividad el Gremio realizaba, y perdura hasta nuestros días, una comida de hermandad donde todos los miembros del gremio se daban cita para rendir culto a su patrón San Vicente Mártir y compartir un día de confraternidad con sus compañeros de profesión.

ÉPOCA MODERNA DEL GREMIO

Durante más de 650 años el Gremio Artesano de Sastres y Modistas se mantiene a flote a pesar de la epidemia de gusanos que acaban con la materia prima, el árbol de la seda, así como otros contagios que la ciudad de Valencia sufrió. Lógicamente, como en cualquier profesión liberal, el Gremio estuvo altamente ligado a las guerras, revueltas sociales, epidemias del campo y de la población así como otros factores sociales, económicos y culturales y cambios históricos que la sociedad fue sufriendo. De esta manera el Gremio de Sastres y Modista de Valencia en el siglo XX se adapto a los nuevos periodos sociales que España sufrió durante esta época. La adaptación del Gremio pasó también por la creación de una red de moda a nivel nacional, gracias a su inscripción en la Sociedad de Sastres Española, La Confianza.

A pesar de pertenecer a la Sociedad de Sastres Españolas el Gremio siguió agrupado bajo la Hermandad del Ramo de la Aguja para no perder su tradición e historia y así seguir bajo el abrazo de su patrón San Vicente Mártir. Es importante señalar que durante este periodo el Gremio participo en numerosos certámenes de moda nacionales e europeos donde se desarrollaron distintos avances en pro de la profesión como la creación de La Revista Información Sartorial del Gremio, que perduró intermitentemente, hasta bien entrado el siglo XX. En esta publicación se escribe sobre tratados de moda, nuevas técnicas de corte así como interesantes artículos de los propios agremiados que giran en torno al amor a la costura que los profesionales del Gremio difunden en estas páginas.

Es durante la posguerra y Transición Española, cuando el Gremio Artesano de Sastres comienza una nueva etapa en su andadura como asociación. Adapta el nombre del Gremio a Gremio Artesano de Sastres y Modistas de Valencia, dando pie a la participación activa de la mujer en la institución así como a una serie de reformas de sus estatutos y de su Escuela Gremial. Es aquí cuando el Gremio comienza a configurarse nuevamente como una institución social, educativa y cultural de gran importancia en la ciudad hasta llegar hasta la época moderna. 

En la actualidad, esta institución de 765 años de antigüedad se define nuevamente gracias a la gestión que sus Maestros Mayores han venido realizando en este periodo. El Gremio Artesano de Sastres y Modistas de la Comunidad Valenciana se ha adaptado al siglo XXI reformando su plan estudiantil y creando una Escuela de Costura consolidada con más de 200 alumnos inscritos, ha creado el Premio Aguja Brillante que ya se ha otorgado a Elio Berhanyer, Francis Montesinos y Lorenzo Caprile así como la participación activa de sus agremiados en desfiles de moda de la ciudad.